Si hicieras lo bueno, podrías andar con la frente alto. Pero si haces lo malo, el pecado te acecha, como una fiera lista para atraparte. No obstante, tú puedes dominarlo. Génesis 4:7


Espera! Yo no abriría esa puerta si fuera tu!

  • Compartir en Facebook

    +15 - Vota!